Todo propósito necesita de la acción para llegar a un fín.

El nuevo año se inicia con la ilusión de vivir, de encauzar lo perdido y de encontrar y explorar lo nuevo.